Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

 

EL SISTEMA PREVENTIVO

El Sistema Preventivo salesiano es el método educativo desarrollado por la Congregación Salesiana a partir de la experiencia educativa de Don Bosco. El sistema nació como una respuesta al sistema represivo de educación que primaba en la Europa del siglo XIX. Según Don Bosco: “El sistema represivo puede impedir un desorden, pero con dificultad hacer mejores a los que delinquen. Se ha observado que los muchachos no olvidan los castigos que se les han dado; y que, por lo general, conservan amargor junto con el deseo de sacudir el yugo de la autoridad y aun de tomar venganza”. En síntesis, Sistema Preventivo quiere decir "prevenir" al joven de los peligros y riesgos a los que puede estar sometido y orientarlo a dirigir su vida hacia un futuro mejor.

Don Bosco desarrolló este pensamiento con muchachos difíciles, al optar por los jóvenes marginales de una ciudad que - como la Turín de la mitad del siglo XIX - vivía su propia revolución industrial, atraía a niños y jóvenes campesinos empobrecidos y creaba situaciones extremas como pandillas juveniles, niños de la calle, delincuencia juvenil, explotación infantil y otros dramas. Pero Don Bosco estaba convencido de que todo niño, incluso el más díscolo, violento o indisciplinado, tiene siempre una esperanza y dentro del Sistema Preventivo éste puede encontrar un espacio para cambiar, no por medio de la represión y los castigos físicos, sino del diálogo, la comprensión, la paciencia y el sentimiento de formar parte de una gran familia educativa.

Algunos elementos descritos por Don Bosco de su sistema preventivo son los siguientes:

  1. El ambiente educativo debe ser familiar, comunitario y vehículo-propuesta de valores.
  2. El adulto-educador-formador debe ser una persona de vocación por el oficio educativo y no practicar esto como un mero oficio.
  3. El joven nunca debe estar solo, sino sentirse siempre acompañado por una presencia formativa y constructiva.
  4. Las actividades lúdicas, recreativas, deportivas, artísticas y culturales son esenciales en la formación del joven.
  5. La práctica de piedad y la fidelidad a la propia fe, sin coerción o propaganda religiosa.
  6. El ambiente educativo debe evitar el ingreso de elementos nocivos para la formación moral y humana del joven, privilegiando las "buenas compañías" y las buenas lecturas.

En el Sistema Preventivo el estilo de enseñanza se caracteriza por:

  • Educación personalizada;
  • Significatividad de los aprendizajes: tomando en cuenta las necesidades e intereses de los alumnos e involucrando a sus padres;
  • Educación a través del juego;
  • Educación en los valores;
  • Educación en la responsabilidad;
  • Educación en la solidaridad, la lealtad, el respeto, la sinceridad y el compromiso;
  • Educación en y para el trabajo, comenzando desde temprana edad mediante el juego;
  • Enseñanza en y para la democracia, la ciudadanía participativa y la pertenencia a grupos.

El Sistema Preventivo es un método educativo de promoción integral, que pone de manifiesto, al mismo tiempo, la riqueza humanística y el corazón esencialmente religioso del sistema, en el dinamismo de razón, religión y amor, que son sus tres pilares:

  • Razón - Se refiere al desarrollo de la capacidad de discernimiento y de crítica constructiva, a través de la evaluación de la experiencia diaria; es liberación de las imposiciones: primero pensar, después hablar;
  • Religión - Es el proceso que permite insertarse en la actividad salvadora de la Iglesia. a través de la Palabra de Dios, la oración, los Sacramentos, la devoción a María Santísima: primero la fe y luego la acción;
  • Amor (“amorevolezza”) - Se refiere al amor profundo, efectivo, incondicional, que permanece no obstante los errores del educando: primero amar, después actuar.

Por tanto, el Sistema Preventivo se convierte en un método para la acción, caracterizada por la racionalidad de las exigencias y de las normas, la flexibilidad y la capacidad persuasiva de las propuestas; por el desarrollo del deseo de Dios inserto en toda persona y como experiencia de llevar en este deseo la belleza de la buena noticia; por el afecto educativo que hace crecer y genera correspondencia.